Un año de full remote

Menuda suerte tengo de trabajar en el desarrollo de software y poder tener un lugar de trabajar tan flexible como el tener una conexión a internet y un ordenador.

Ayer, 11 de marzo, se cumplió un año desde que pisé por última vez la oficina. Aquel día lo recuerdo muy bien, hasta ese momento el rumor era una broma en los pasillos, era algo irreal que nos mandaran a teletrabajar de forma indefinida, todo eran especulaciones y parecía complicado que se cumpliera la noticia de que íbamos a estar dos semanas de full remote.

Continuar leyendo «Un año de full remote»